26 de junio +Santoral
Santos Juan y Paulo, Mártires "El primero era el gobernador de palacio, y el segundo, el camarero de la virgen Constancia, hija del emperador Constantino. Ambos obtuvieron la palma del martirio, bajo Juliano el Apóstata, muriendo por la espada" (del Martirologio Romano).
  Devociones marianas en el mundo
dic2014

La Virgen adorando al Niño Jesús con dos santos, anónimo Escuela Cusqueña, s. XVIII. Óleo, Museo del Condado de Los Angeles, California
Artículo de portada
'Soy yo, Jesús… te vengo a visitar'
PAUL ESTÁ SENTADO en las frías piedras de la escalina- ta de la iglesia de Santiago, en una pequeña ciudad de Baviera (Alemania). Como siempre, está allí pidiendo limosna. Antes de las misas, abre la puerta de la iglesia a los fieles y les sonríe amablemente, dejando ver una boca prácticamente sin dientes...

Leer artículo

Palabras del Director   V

 

Estimados amigos:

A nuestros asiduos lectores, llegado el momento de augurarles una Santa Navidad y un Año Nuevo 2015 colmado de las maternales bendiciones de la Señora de Fátima, les ofrezco también un trecho (con ligeras adaptaciones) del último mensaje de Navidad que nos dejara el añorado Prof. Plinio Corrêa de Oliveira, que me impresionó hondamente por su inspirado carácter, y cuyas palabras hago ahora mías:

"Sea en la sublime noche de Navidad, sea en la noche de Año Nuevo, cargada de preocupaciones y de esperanzas, depositemos todos nuestros anhelos a los pies del Niño Dios, que sonríe misericordioso bajo las miradas embelesadas de María y José. Supliquémosles que los días venideros conozcan, por la gracia de Dios, regeneraciones transformadoras y, así, la moralidad general, hoy en catastrófica decadencia, se yerga nuevamente al suave y victorioso soplo de la fe.

"Que la Santa Iglesia se desprenda por fin de la crisis dramática en que vive en estos días de confusión y de angustia, y que sea reconocida por todos los pueblos como la única Iglesia verdadera del único Dios verdadero, como inspiradora y Madre de todo bien espiritual y temporal. Y que, abriéndole cada hombre a Ella sus corazones, Ella ilumine con esplendor solar a todos los individuos, las familias, las instituciones y las naciones.

"Éstos son los votos que formulamos, en el umbral de este año, los cuales hago extensivos cordialmente a todos nuestros lectores y a sus respectivas familias.

"Por la intercesión victoriosa de María, nuestras súplicas serán atendidas".

En Jesús y María,

Estimados amigos:

A nuestros asiduos lectores, llegado el momento de augurarles una Santa Navidad y un Año Nuevo 2015 colmado de las maternales bendiciones de la Señora de Fátima, les ofrezco también un trecho (con ligeras adaptaciones) del último mensaje de Navidad que nos dejara el añorado Prof. Plinio Corrêa de Oliveira, que me impresionó hondamente por su inspirado carácter, y cuyas palabras hago ahora mías:

"Sea en la sublime noche de Navidad, sea en la noche de Año Nuevo, cargada de preocupaciones y de esperanzas, depositemos todos nuestros anhelos a los pies del Niño Dios, que sonríe misericordioso bajo las miradas embelesadas de María y José. Supliquémosles que los días venideros conozcan, por la gracia de Dios, regeneraciones transformadoras y, así, la moralidad general, hoy en catastrófica decadencia, se yerga nuevamente al suave y victorioso soplo de la fe.

"Que la Santa Iglesia se desprenda por fin de la crisis dramática en que vive en estos días de confusión y de angustia, y que sea reconocida por todos los pueblos como la única Iglesia verdadera del único Dios verdadero, como inspiradora y Madre de todo bien espiritual y temporal. Y que, abriéndole cada hombre a Ella sus corazones, Ella ilumine con esplendor solar a todos los individuos, las familias, las instituciones y las naciones.

"Éstos son los votos que formulamos, en el umbral de este año, los cuales hago extensivos cordialmente a todos nuestros lectores y a sus respectivas familias.

"Por la intercesión victoriosa de María, nuestras súplicas serán atendidas".

En Jesús y María,

Verdades Olvidadas
Ignorancia de las cosas divinas
ACIAGOS SOBREMANERA Y DIFÍCILES son los tiempos en que, por altos juicios de Dios, fue nuestra flaqueza sublimada al supremo cargo de pastor universal de la grey de Cristo...

Leer artículo

Especiales
'Soy yo, Jesús… te vengo a visitar'
PAUL ESTÁ SENTADO en las frías piedras de la escalina- ta de la iglesia de Santiago, en una pequeña ciudad de Baviera (Alemania). Como siempre, está allí pidiendo limosna. Antes de las misas, abre la puerta de la iglesia a los fieles y les sonríe amablemente, dejando ver una boca prácticamente sin dientes...

Leer artículo

Página Mariana
La Virgen del Prado
LIMA, la Ciudad de los Reyes, otrora la célebre capital del Virreinato del Perú, se ha caracterizado por ser —hasta no mucho tiempo atrás— una urbe religiosa y mariana. Lo atestiguan los numerosos templos y capillas dedicados a la Madre de Dios, que se fueron levantando desde su fundación el 18 de enero de 1535...

Leer artículo

Plinio Corrêa de Oliveira
Desigualdades sociales armónicas
LA HOSTILIDAD CONTRA las élites tradicionales se basa en el prejuicio revolucionario de que cualquier desigual- dad de cuna es contraria a la justicia...

Leer artículo

Vidas de Santos
Santa Francisca Javier Cabrini
ASÍ LA DESCRIBIÓ el Papa Pío XII: 'Heroína de los tiempos modernos […] imagen de la mujer fuerte, conquistadora del mundo, con pasos audaces y heroicos a través del curso de su vida mortal'...

Leer artículo

La Palabra del Sacerdote
Restauración espiritual de la virginidad
Monseñor Villac: tengo 21 años y me gusta mucho leer las páginas que usted dedica para aclarar cuestiones modernas a la luz de la doctrina católica. Son realmente muy interesantes y un farol para que todos los católicos conozcan su doctrina frente a problemas actuales tan complicados. Entonces, le pido el favor de aclararme una duda muy importante para mí. Estoy seguro de que sus explicaciones me darán el rumbo preciso que debo seguir en la vida...

Leer artículo

Ambientes Costumbres Civilizaciones
La infinita grandeza del Dios Niño
EN EL NIÑO JESÚS podríamos considerar, entre muchos aspectos —como, por ejemplo, la pobreza—, la infinita grandeza...

Leer artículo







Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino