20 de agosto +Santoral
San Bernardo, Abad y Doctor de la Iglesia El monje más ilustre de su siglo. Fundó la Orden Cisterciense, fue consejero de Papas y príncipes, predicó la Segunda Cruzada, combatió a los herejes. Devotísimo de Nuestra Señora, es llamado Doctor Melifluo y considerado el último de los Padres de la Iglesia latina.
  Devociones marianas en el mundo

abr2008

Nuestra Señora del Buen Consejo de Genazzano
Artículo de portada
Nuestra Señora del Buen Consejo de Genazzano
Durante la fiesta en honor de la Madre del Buen Consejo se dejaron oír los acordes de una melodía agradabilísima, que parecía venir del Cielo. Entonces, la gente vio una pequeña nube blanca luminosa descender hacia la capilla inconclusa...

Leer artículo

Especiales
Destella una luz de plata en Versalles
El oro tiene su evocación más frecuente en el nacimiento y la puesta de sol. La plata y la luna se evocan mutuamente. Fuera de la noche, ambas pierden lo mejor de su resplandor. En la oscuridad, ambas difunden el rayo de luz que incide en ellas, por más tenue que sea...

Leer artículo

Página Mariana
Nuestra Señora del Buen Consejo de Genazzano
Durante la fiesta en honor de la Madre del Buen Consejo se dejaron oír los acordes de una melodía agradabilísima, que parecía venir del Cielo. Entonces, la gente vio una pequeña nube blanca luminosa descender hacia la capilla inconclusa...

Leer artículo

Lectura Espiritual
Consideraciones sobre la oración (III)
Del mismo modo como aprendemos a andar, a leer y a escribir —andando, leyendo y escribiendo—, así también aprendemos a orar bien, ejercitándonos en la práctica de la oración. Si ésta nos parece penosa e insípida, es porque no acudimos a ella con asiduidad...

Leer artículo

Vidas de Santos
San Isidoro de Sevilla
Considerado el hombre más docto de su tiempo, San Isidoro fue un precursor tanto en el campo eclesiástico como en el civil, por lo que puede ser considerado uno de los padres de la Edad Media...

Leer artículo

La Palabra del Sacerdote
El verdadero concepto del Matrimonio
El amor de un cónyuge por el otro debe ser la expresión del verdadero amor de Dios, y no sólo de un amor sentimental y romántico, centrado apenas en la otra persona, en sus reales o supuestas cualidades y atributos...

Leer artículo







Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino