¿Por qué llora Nuestra Señora? Ideología de género inspira los manuales escolares franceses

 

 

 

El Ministerio de Educación de Francia introducirá, a partir de setiembre, en las clases de ciencias naturales de secundaria, la llamada teoría de género que niega la diferencia biológica entre los sexos masculino y femenino.

En el capítulo titulado “¿Convertirse en hombre o mujer?” el programa del Ministerio menciona explícitamente esta teoría contraria a la enseñanza católica y al derecho natural, pues considera que la identidad masculina y femenina es una simple orientación. Los manuales escolares que comienzan a llegar a los colegios ya la incluyen como materia curricular.

Cosas como éstas hacen llorar ciertamente a la Santísima Virgen. Pero en este caso sus amarguras fueron aliviadas, gracias a Dios, pues las reacciones de la opinión católica francesa fueron inmediatas. El secretariado de educación católica de Francia, a través de su portavoz Claude Berruer, envió el día 27 de mayo una carta de alerta a todos los responsables diocesanos sobre el peligro de esta teoría “que se difunde en nuestro medio”. Según Claude Berruer, “o se nace mujer u hombre, nadie al nacer es un ser sexualmente indiferente”.

En Aviñón, importante ciudad del sur de Francia, Thierry Aillet, director diocesano de educación católica, declaró que “su deber es convocar a una verdadera resistencia contra esta voluntad perversa del Ministerio de Educación de imponer a nuestros alumnos la enseñanza de una teoría antimoral y de hacer tabla rasa de la moral natural”. Por su parte, la Asociación de Familias Católicas envió una carta abierta al Ministro de Educación Luc Chatel y organiza una petición de protesta.

¿Qué es la ideología de género?
¿Por qué ella es contraria a la doctrina católica y al derecho natural?

Luc Chatel, Ministro de Educación de Francia

 

La teoría del género es una ideología basada en la doctrina marxista de la lucha de clases. En este caso, sería una lucha entre el hombre y la mujer, una lucha entre los sexos masculino y femenino. Así, se abre el camino para liberar a la sociedad de las normas heterosexuales y para la aceptación de las conductas homosexuales.

Según esta ideología, es necesario “desconstruir” todo lo que puede recordar las normas de una sociedad fundada sobre la diferencia sexual: no hablar más del papel del padre, de la madre, del matrimonio y de la filiación resultante de las relaciones biológicas.

La “familia social” sería privilegiada en función de la familia biológica. En ciertos países, como España, se habla de “progenitor 1” y de “progenitor 2”. En Canadá, el Código­ Civil retiró las palabras “padre” y “madre” y las substituyó por la extraña y confusa noción de “proveedor de fuerzas genéticas”.

Como bien lo señaló el Prof. Plinio Corrêa de Oliveira, el objetivo del proceso revolucionario es la destrucción de “todo un orden de cosas legítimo, y sustituirlo por una situación ilegítima. Y «orden de cosas» aún no lo dice todo. Lo que la Revolución pretende abolir es una visión del universo y un modo de ser del hombre, con la intención de sustituirlo por otros radicalmente contrarios”.

“Así, lo que ha sido destruido desde el siglo XV hasta aquí, aquello cuya destrucción ya está casi enteramente consumada en nuestros días, es la disposición de los hombres y de las cosas según la doctrina de la Iglesia, Maestra de la Revelación y de la Ley Natural. Esta disposición es el orden por excelencia. Lo que se quiere implantar es, «per diametrum», lo contrario a esto. Por tanto, la Revolución por excelencia”­ (Cf. Revolución y Contra-Revolución, Parte I, Cap. 7. Las negritas son nuestras).  

 



Nadie puede servir a dos señores Nuestra Señora de Czestochowa
Nuestra Señora de Czestochowa
Nadie puede servir a dos señores



Tesoros de la Fe N°116 agosto 2011


¿Por qué hay santos, si sólo Dios es Santo?
Nº 116 - Agosto 2011 - Año X Nadie puede servir a dos señores Ideología de género inspira los manuales escolares franceses Nuestra Señora de Czestochowa Consideraciones sobre el Padrenuestro – I Perversiones sexuales no son derechos humanos Santa Teresa Jornet ¿Por qué hay santos, si sólo Dios es santo? Espíritu cristiano y espíritu pagano manifestados en la arquitectura



 Artículos relacionados
El Mensaje de Fátima, ese desconocido No es fácil discernir lo que el mensaje de Fátima tiene de medular. Revelado poco a poco por expreso deseo de la Santísima Virgen o por determinaciones humanas, es tan rico en aspectos relevantes que, conforme la índole propia de cada alma, esta se detendrá sea en uno, sea en otro de esos aspectos, sin fijarse en ninguno como su substrato fundamental...

Leer artículo

¿Por qué existe el mal? Uno de los problemas que más angustiaron a la humanidad en todos los tiempos, y que solo encuentra una solución satisfactoria con el Cristianismo, es el de la existencia del mal. ¿De dónde procede el mal? ¿Cómo pueden la bondad y la omnipotencia de Dios conciliarse con la existencia del mal? ¿Si Dios podía impedir el mal y no lo quiso impedir, dónde está su bondad? ¿Y si Dios quería impedir el mal y no puede, dónde está su omnipotencia? En ambos casos, ¿dónde está su Providencia?...

Leer artículo

Nuestra Señora de la Guardia Patrona de Génova Ejemplo de cómo debemos preocuparnos más con lo que Dios quiere de nosotros, y menos con lo que dicen los otros. Lo que importa es la obediencia a Dios, no la opinión de los hombres...

Leer artículo

Sandy y la Virgen Milagrosa Nueva York, madrugada del 31 de octubre de 2012. Ayer fue quizá uno de los días más tristes para la gran metrópoli norteamericana, después del trágico episodio de las Torres Gemelas en el 2001. El huracán Sandy, a su paso por la Costa Este de los Estados Unidos, ha sembrado muerte y destrucción...

Leer artículo

Año Jubilar de Fátima Concesión de Indulgencia Plenaria Con el fin de celebrar dignamente el centésimo aniversario de las Apariciones de Fátima, por mandato del Papa Francisco se concede, con la inherente indulgencia plenaria, un Año Jubilar, desde el día 27 de noviembre de 2016 hasta el día 26 de noviembre de 2017...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino