Palabras del Director Abril de 2019 – Año XVIII

Estimados amigos:

Seleccionamos para esta Semana Santa, con ligeras adaptaciones, trechos de la excelente obra «Jesucristo, su Vida, su Pasión, su Triunfo», del padre Agustín Berthe CSSR. En el libro séptimo —Pasión y Muerte de Jesús— el autor narra el divino ofrecimiento de Nuestro Señor en el Huerto de los Olivos, aceptando el sacrificio supremo de ser crucificado y muerto para redimir al género humano. Destaca luego la vil farsa montada en el proceso contra Jesús, resultado de una diabólica conspiración para condenar de antemano al Inocente por excelencia.

El padre Berthe expone con gran elocuencia los conciliábulos hechos en el juicio del Sanedrín dirigido por Anás y Caifás. Estos viejos y astutos sumos sacerdotes de los judíos quisieron inicialmente dar cierta apariencia de legalidad al juicio, a fin de no levantar sospechas en el pueblo y no dar pretexto al gobernador romano para anular la sentencia condenatoria. Sin embargo, no consiguieron disimular sus iniquidades: practicaron gravísimas ilegalidades, violaron todas las leyes, ni siquiera respetaron las formalidades normales de un proceso legal.

Como en aquella época el Sanedrín no tenía el poder de emitir sentencias capitales, Jesucristo fue por eso enviado luego al gobernador romano, que en nombre del Emperador ejercía el poder de condenar a muerte a los habitantes de Judea, finalizando el juicio en el palacio de Pilatos.

El padre Berthe nació el 15 de agosto de 1830 en Merville, diócesis de Cambrai (Francia), y falleció el 22 de noviembre de 1907 en Roma. Ordenado sacerdote en 1854, se convirtió en un dedicado misionero y gran predicador. Fue profesor de retórica, rector de varias casas de su congregación en Francia y consultor general de los Padres Redentoristas en Roma. Escribió numerosos artículos y libros con grandes tirajes que han sido traducidos a muchos idiomas.

En Jesús y María,

El Director

La edad preescolar Para qué fuimos creados
Para qué fuimos creados
La edad preescolar



Tesoros de la Fe N°208 abril 2019


El Señor de la Justicia Condenado a muerte tras un proceso infame e ilegal
La edad preescolar Abril de 2019 – Año XVIII Para qué fuimos creados Juicio y condenación de Jesucristo, una farsa sórdida y grotesca ¿Cuál debe ser nuestra actitud frente a los escándalos en la Iglesia? Ambientes y formación moral



 Artículos relacionados
Rocamadour, símbolo de fe enclavado en la roca Poco más que una aldea, Rocamadour surge como un sueño entre las neblinas del valle...

Leer artículo

¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María? El fervor de nuestra plegaria, y no precisamente su duración, es lo que agrada a Dios y le gana el corazón. Una sola avemaría bien dicha es más meritoria que ciento cincuenta mal dichas...

Leer artículo

Santa Teresa de Lisieux Pionera de la “pequeña vía” Para un lector superficial de la Historia de un Alma, santa Teresita (1873-1897) fue una “santita” que vivió en un mar de rosas y apenas tuvo la desdicha de perder a su madre a los cuatro años de edad y de morir prematuramente. La iconografía romántica enfatiza esta idea presentándola como una monjita buena, sonrojada y risueña, sosteniendo un crucifijo y un mazo de rosas; una caricatura edulcorada, que más favorece a una piedad falsa y sentimental. Lo cual contrasta totalmente con las fotografías auténticas que de ella poseemos...

Leer artículo

San Juan Damasceno San Juan Mansur, conocido como Damasceno por haber nacido en Damasco en la segunda mitad del siglo VII, era pues un cristiano de origen árabe. En aquella época Siria ya estaba dominada por los musulmanes, que habían conquistado también Palestina. Sin embargo, en ese comienzo de la ocupación islamita, aún había cierta tolerancia y libertad para los cristianos...

Leer artículo

El final de un mundo “El final de un mundo milenario desgraciadamente llegó”, escribió el pasado 8 de agosto en el “Corriere della Sera”, el conocido historiador Andrea Riccardi, refiriéndose a la inmensa tragedia de los cristianos iraquíes y lamentando porque “faltó de parte de todos una idea de lo que estaba por suceder”...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino