Palabras del Director Diciembre de 2022 – Año XXI

Estimados amigos:

“Mucho antes que se volvieran universalmente famosos los santuarios de Nuestra Señora de Lourdes, en Francia, y de la Virgen de Fátima, en Portugal, la Santa Casa de Loreto, en la región italiana de Las Marcas, ya era un importante centro mariano de peregrinación. En 1993, con motivo del VII centenario de su milagrosa traslación, el Papa Juan Pablo II lo denominó “el primer santuario internacional dedicado a la Virgen y, durante varios siglos, el verdadero corazón mariano de la cristiandad”.

Allí tuvo lugar la Anunciación del ángel san Gabriel a la Virgen María. Una concisa inscripción sobre el altar de la Santa Casa recuerda el magno acontecimiento: HIC VERBUM CARO FACTUM EST — “Aquí el Verbo se hizo carne”.

También dentro de aquellas benditas paredes, que eran la casa de san Joaquín y santa Ana, nació su hija, la Santísima Virgen. Del mismo modo, fue el hogar de la Sagrada Familia y allí entregó su alma a Dios san José, el patrono de la buena muerte, rodeado por Jesús y María.

En la basílica de Loreto, surgieron las célebres letanías lauretanas y san Luis María Grignion de Montfort recibió la inspiración para escribir su “Tratado de la Verdadera Devoción”.

Allí floreció asimismo la advocación de la Virgen de Loreto, patrona de los aviadores, que los religiosos jesuitas se encargaron de difundir por el mundo entero. En Lima, en un altar lateral de la iglesia de San Pedro, se venera una imagen suya a la que santa Rosa tenía por devoción vestir.

Que el siguiente artículo de Juan Miguel Montes sea el mejor aperitivo para degustar la más reciente obra editada por El Perú necesita de Fátima: “El milagro de la Santa Casa de Loreto”, escrita por el talentoso joven italiano Federico Catani. Libro que confío no falte en sus hogares.

Les deseo una feliz Navidad y un Año Nuevo lleno de fe y de cristianos emprendimientos.

En Jesús, José y María,

 El Director

El Nacimiento del Niño Jesús ¿Puede haber auténtica paz allá donde se niega la Verdad?
¿Puede haber auténtica paz allá donde se niega la Verdad?
El Nacimiento del Niño Jesús



Tesoros de la Fe N°252 diciembre 2022


Loreto, la nueva Nazaret La casa que los ángeles transportaron
Diciembre de 2022 – Año XXI ¿Puede haber auténtica paz allá donde se niega la Verdad? Riqueza incalculable en la pobreza de la gruta de Belén El coro El matrimonio antes de Cristo Loreto, la nueva Nazaret La adoración de los ángeles, de los pastores y reyes San Edmundo Campion El Nacimiento del Niño Jesús



 Artículos relacionados
¿Jesucristo podría haber tenido una vida humana? Tengo amigos que no comprenden cómo Jesucristo, siendo Dios, podía tener una vida verdaderamente humana, y por eso yo quisiera saber cómo eran la Persona y la vida humana de Nuestro Señor Jesucristo. En otros términos, cómo era posible que Nuestro Señor sintiera dolores físicos o aflicciones morales, si al mismo tiempo, siendo Dios, vivía en la absoluta felicidad de la Santísima Trinidad. Y también si, por ejemplo, Él podía contraer alguna enfermedad, resfriarse, etc...

Leer artículo

Capítulo 4: El Corazón Inmaculado: el camino que conduce a Dios El cambio en Francisco y Jacinta fue tan extraordinario que, a pesar de sus cortas vidas, pueden ser comparados con los grandes santos penitentes...

Leer artículo

La Revolución Francesa: Heredera del protestantismo y del neopaganismo renacentista El odio a todas las desigualdades llevó a una minoría revolucionaria al terror sanguinario de la Revolución Francesa. El mismo proceso revolucionario prosigue hoy en todo el mundo, y el conocimiento de esta revolución paradigmática nos ayuda a enfrentarlo con eficacia...

Leer artículo

No tratemos a los lobos como si fueran ovejas perdidas* Una visión unilateral de la parábola del Buen Pastor lleva a algunos a abandonar a las ovejas fieles para ir en busca del lobo, ponerlo cariñosamente sobre los hombros, e introducirlo en el redil...

Leer artículo

Ni reticencias ni mitigaciones Hacer que los hombres conociesen más y más a Jesucristo y con un conocimiento que no se parase sólo en la fe, sino que se tradujera en las obras de la vida, esto es lo que se esforzó en hacer con todo el empeño de su corazón el Apóstol...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino

×