¿Por qué llora Nuestra Señora? La Virgen con el Niño aplastan al ídolo pagano

Cuando los intrépidos españoles, dirigidos por Hernán Cortés, desembarcaron en México en 1519, dando inicio a su famosa conquista, encontraron altares con estatuas de deidades paganas en todas las tribus. Después de conquistar a los nativos mediante la astucia, la diplomacia o el uso legítimo de la fuerza, Cortés hizo derribar y destruir los ídolos y los sustituyó por una imagen de Nuestra Señora con su Divino Hijo en brazos. “¡Viva María!”, exclamamos los católicos.

Cuchillo azteca utilizado para sacrificios humanos, comunes en sus ritos religiosos

Sin embargo, alguien influenciado por la “leyenda negra” sobre la conquista de América1 podría calificar la actitud del conquistador español de ridícula hipocresía. —“¿Qué diferencia hay en cambiar una estatua por otra? No son más que supersticiones”, diría tal crítico.

Una respuesta bastante sagaz a esta acusación se encuentra en el libro Hernán Cortés, de Salvador de Madariaga.2 Dice el autor que incluso los innumerables escépticos e incrédulos de nuestros días tendrían que reconocer la utilidad pedagógica de la sustitución de las imágenes hecha por los conquistadores. No hace falta creer en la religión católica para llegar a esa conclusión. Los sacrificios humanos a los ídolos eran práctica común entre los habitantes de América Central a comienzos del siglo XVI. La estatua del dios violento y sediento de sangre dio paso a la tierna imagen de una madre con su hijo. ¿Cómo no ver en ello el impulso para un gran cambio de mentalidad? El salvajismo y la barbarie paganas reemplazados por la bondad y la caridad cristianas.

Destruyen imágenes católicas  y erigen otras demoníacas

Hernán Cortés y sus hombres transformaron la imagen de la Virgen de los Remedios (arriba) en el estandarte de la evangelización de México. La escultura de madera tallada se venera actualmente en la Basílica de los Remedios de Naucalpan, Estado de México.

Desde entonces, han pasado poco más de 500 años y hoy asistimos a un fenómeno desconcertante que invierte aquella sana pedagogía. Y las consecuencias de esta inversión se están haciendo patentes. Hoy es frecuente que se boicoteen la exhibición pública de nacimientos con la Sagrada Familia, cuando no son prohibidos explícitamente.3 La excusa que se da es que los símbolos cristianos excluyen a las demás religiones. Las estatuas de los santos son derribadas y vandalizadas por el movimiento woke.4 Iglesias son incendiadas y destruidas con el aplauso de la izquierda radical, como ha ocurrido no hace mucho en Santiago de Chile.5

Al mismo tiempo que el Niño Dios en los brazos de su dulce Madre, María Santísima, y los santos católicos están siendo vilipendiados, puestos a un lado y expulsados, los ídolos paganos regresan con pompa y gala infernales. En los Estados Unidos, por ejemplo, se han erigido estatuas del demonio baphomet en innumerables lugares públicos.6

En cuanto a la violencia gratuita y a los sacrificios humanos que estaban muy extendidos en la América precolombina, ¿quién puede afirmar que tales prácticas no existen en la actualidad, cuando se está retornando al paganismo? Qué fácil es demostrar lo contrario… ¿Qué es la práctica del aborto sino una forma mal disimulada de sacrificio humano ofrecido a los ídolos del liberalismo, del feminismo y del libertinaje sexual? Y como si no estuviera satisfecho, el dios neopagano moderno derrama la sangre de bebés ya nacidos, tal como se realizaba en la época del imperio azteca. El nombre actualizado del sacrificio de niños es “el aborto posparto”.7

Derribar los ídolos neopaganos del mundo moderno

San Rafael, California: Derribo de la estatua de san Junípero Serra (1713-1784), un fraile franciscano español que evangelizó gran parte de la costa oeste de los Estados Unidos

El actual salvajismo neopagano también está logrando resurgir poco a poco la grotesca práctica del canibalismo,8 tan extendida en el Nuevo Mundo antes de los descubrimientos. Es verdad que este crimen aún no es muy común, pero muchos ya lo consideran sin la debida repugnancia y así se preparan para su futura aceptación.

Little Rock, Arkansas: Instalación de una estatua de baphomet, una criatura alada con cabeza de cabra

Nuestro mundo se precipita hacia la autodestrucción, como se autodestruyeron las antiguas tribus americanas con la llegada de los conquistadores. Los cronistas narran cómo los aztecas sometieron y maltrataron a las poblaciones de la región, exigiendo víctimas para los sacrificios humanos masivos, jóvenes esclavas para satisfacer sus bajos instintos y otras iniquidades. ¿Qué son hoy los habituales atentados terroristas, la violencia urbana descontrolada, los asesinatos indiscriminados en las escuelas, sino ejemplos flagrantes del suicidio de este nuestro mundo ex-civilizado?

El epílogo del actual siglo neopagano es inevitablemente la muerte. Es la consecuencia del abandono del catolicismo. Abandono cuyo símbolo expresivo se encuentra en la imagen de la Virgen con el Niño Dios siendo sustituidos por ídolos modernos.

Sin embargo, una esperanza se vislumbra en el horizonte. La promesa de la Santísima Virgen en Fátima nos lleva a concluir que surgirán nuevos “conquistadores”, no de tierras sino de almas, para que así triunfe su Inmaculado Corazón. Los aztecas habrían naturalmente desaparecido por sí mismos si los cristianos no hubieran llegado a América. Los mexicanos de la época llamaban a los españoles “hijos del sol”, porque sus barcos venían del Este, por donde nace el sol. Vendrán otros “corteses”, otros hijos del Sol de Justicia, que es Nuestro Señor Jesucristo, para derrotar a los ídolos del neopaganismo.

Recemos ardientemente para que María Santísima junto con el Niño Jesús reinen pronto sobre las ruinas del altar pagano del mundo moderno, sometiéndolo de una vez por todas. Será el triunfo de la Madre, del Hijo y de la Santa Iglesia Católica Apostólica Romana,
sin la cual ninguna civilización puede perdurar por mucho tiempo.

El presidente mexicano López Obrador participa en una ceremonia ritual de los pueblos indígenas y comunidades afromexicanas en la Plaza de la Constitución, en el día de su juramentación como Jefe de Estado

 

Notas.-

1. Para una respuesta contundente sobre la llamada “leyenda negra” ver Alejandro Ezcurra Naón, Cristiandad auténtica o revolución comuno-tribalista, Asociación Santo Tomás de Aquino, Lima, 2023, p. 200.

2. Salvador de Madariaga, Hernán Cortés, Editorial Sudamericana, Buenos Aires, 1958, p. 742.

3. https://www.vaticannews.va/es/iglesia/news/2022-11/mexico-tribunal-decidira-si-se-prohiben-belenes-espacios-publico.html.

4. https://www.aciprensa.com/noticias/82431/estatua-de-san-junipero-serra-destruida-el-dia-de-la-independencia-de-estados-unidos.

5. https://www.religiondigital.org/america/Manifestantes-incendian-iglesia-carabineros-Chile_0_2192180766.html.

6. https://www.larazon.es/internacional/america/escandalo-instalacion-altar-satanico-navideno-capitolio-iowa_20231216657a7cafd7b0c300018c537b.html.

7. https://www.guiainfantil.com/blog/embarazo/la-polemica-sobre-el-aborto-posparto/.

8. Cecilia Barría, Ofrecen banquetes de carne humana: el papel que juega el canibalismo en los cultos religiosos del crimen organizado en México in https://www.bbc.com/mundo/articles/cq5vervp894o.

María Santísima puede y desea socorrernos ¿Por qué Johnny no puede jugar a “policías y ladrones”?
¿Por qué Johnny no puede jugar a “policías y ladrones”?
María Santísima puede y desea socorrernos



Tesoros de la Fe N°269 mayo 2024


Santa María de la Fuente Aparición que dio origen a “la Lourdes de Italia”
Palabras del Director María Santísima puede y desea socorrernos La Virgen con el Niño aplastan al ídolo pagano ¿Por qué Johnny no puede jugar a “policías y ladrones”? Santa María de la Fuente Pinceladas Santiago el Menor La Palabra del Sacerdote Stein am Rhein



 Artículos relacionados
La Virgen que conquistó a Cajamarca Esculpida por ángeles artistas dicen unos, o donada por el Emperador Carlos V según otros, esta antiquísima imagen de la Virgen Dolorosa de Cajamarca es el objeto predilecto de la devoción local...

Leer artículo

Santiago el Menor La identidad de Santiago el Menor, “hermano de Jesús” y obispo de la Iglesia de Jerusalén...

Leer artículo

La Virgen de la Candelaria Todos cuantos se han ocupado del Santuario de Copacabana reconocen que la imagen labrada por Tito Yupanqui y en él venerada, fue un medio de que se valió la Providencia para atraer a los indios a la Fe. Por ello escogió la Virgen como trono de sus misericordias, una región de las más pobladas del Perú y en la cual se había encastillado sólidamente la idolatría...

Leer artículo

La Virgen María: el camino más rápido y seguro para llegar a Jesucristo El objeto de toda piedad verdadera es dar gloria a Dios y conducir al hombre a la virtud. Para ambos fines, que de hecho se confunden, la devoción al Corazón Inmaculado de María es un verdadero don de la Providencia...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino

×