Especiales Milagro eucarístico de Legnica: para los médicos, la hostia es un tejido humano

LUIS DUFAUR

El obispo de Legnica , en Polonia, Mons. Zbigniew Kiernikowski, proclamó oficialmente un prodigio del Santísimo Sacramento ocurrido en el santuario de Sw. Jacka (San Jacinto) de esa ciudad.

El prelado autorizó a los fieles a venerar la hostia ensangrentada que, según el decreto episcopal, “tiene las características distintivas de un milagro eucarístico” , según informó “Religión en Libertad”1.

La ciudad de Legnica (en alemán, Liegnitz ; en checo, Lehnice ) está situada en la región de Baja Silesia, en el suroeste de Polonia.

El milagro ocurrió en la misa solemne de Navidad del 2013, cuando una hostia consagrada cayó al suelo durante la distribución de la sagrada comunión en el referido santuario polaco.

La hostia fue recogida y colocada en un recipiente con agua ( “vasculum” ) para que se disuelva, como mandan las sapienciales normas canónicas en tales casos, no siempre respetadas en nuestros días.

Sin embargo, una vez en el agua, apareció en la hostia una mancha roja de singular textura, que mostraba notable similitud con un un tejido humano.

Comisión diocesana

El entonces obispo de Legnica, Mons. Stefan Cichy, instituyó una comisión para investigar lo sucedido con la sagrada forma.

En febrero de 2014, con la autorización de la diócesis, un fragmento de la hostia con aspecto de tejido ensangrentado fue extraído y colocado sobre un corporal. Después se recogieron muestras para ser analizadas en los laboratorios de diferentes institutos forenses.

Los médicos de los departamentos de medicina legal consultados verificaron que los fragmentos recogidos contienen células del músculo estriado transversal semejantes a las del músculo cardíaco.

Según el “Catholic Herald”2 , las pruebas fueron realizadas en el departamento de medicina legal, en Wroclaw (en alemán: Breslau), a comienzos del 2014.

Otro estudio fue realizado posteriormente por el departamento de medicina legal de la Facultad de Medicina de Pomerania, en Szczecin (en alemán: Stettin ), añadió la revista británica.

Análisis histopatológico y consulta a Roma

El laboratorio concluyó que “en la imagen histopatológica, se encontró que los fragmentos [de la hostia] contenían partes fragmentadas del músculo estriado transversal. Que es muy similar al músculo del corazón.

“Las pruebas también determinaron que el tejido es de origen humano, y se encontró que presentaba señales de angustia” , es decir, del tipo de tensión muscular que se produce en esos estados psicológicos extremos.

El obispo de Legnica proclama el milagro eucarístico en el santuario de San Jacinto

Considerando la relevancia de los informes médico legales, en enero de 2016, Mons. Kiernikowski elevó el caso al Vaticano, sometiéndolo a la consideración teológica de la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Esta connotada Congregación vaticana se declaró favorable a la exposición de la hostia milagrosa a la veneración pública, y recomendó que se explicaran debidamente a los fieles los hechos constatados.

La hostia quedó expuesta en una capilla del santuario de San Jacinto bajo la responsabilidad de su rector, el padre Andrzej Ziombra.

En el documento de proclamación del milagro, el obispo afirma:

“Espero que todo esto sirva para profundizar el culto a la Eucaristía y tenga un inconfundible impacto en la vida de las personas que se acercan a la reliquia. Lo vemos como una maravillosa muestra, una expresión particular de la bondad y del amor de Dios” .

La esperanza del prelado es de gran importancia para nuestra época, cuando se pretende entregar la Eucaristía a pecadores públicos, olvidando que en la hostia consagrada están verdadera, real y substancialmente presentes el cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de Nuestro Señor Jesucristo.

Obedeciendo a las instrucciones del obispo, un libro abierto recoge en el santuario el testimonio de las gracias recibidas y “otros eventos milagrosos”.

San Jacinto de Polonia: su devoción por la Eucaristía y la Virgen María

Forenses recogieron muestras, las analizaron en laboratorios y concluyeron “es tejido muscular humano” como el corazón de un hombre en agonía

Es muy significativo que el milagro haya sucedido en una iglesia consagrada a san Jacinto (1185-1257), llamado el “Apóstol del Norte”.

El santo fue un religioso dominicano polaco del siglo XIII, gran predicador de la Eucaristía y de la adoración al Santísimo Sacramento.

En 1240, hordas de mongoles paganos invadieron el mundo eslavo que estaba en franco proceso de conversión, devastando ciudades, campos y pillando las iglesias.

Atacaron entonces la ciudad de Kiev, hoy capital de Ucrania, donde san Jacinto rezaba ante el Santísimo Sacramento.

Al percibir que la ciudad caería en manos de los bárbaros, retiró del sagrario el copón que contenía las sagradas hostias con la intención de huir y de ese modo salvar las sagradas especies.

La capilla, al interior del Santuario de San Jacinto, donde se venera la reliquia

En aquel momento el santo oyó una voz, que provenía de una imagen de la Santísima Virgen hecha de alabastro:

—“Jacinto, ¿te vas de aquí y me dejas sola? Llévame contigo” .

—“Querida Madre, su estatua es muy pesada, ¿cómo podré llevarla?” , dijo él.

—“Mi Hijo la va a hacer ligera, llévame” , replicó la Virgen.

Al instante la estatua quedó tan leve como una pluma. San Jacinto guardó entonces el copón con el Santísimo Sacramento y la estatua de la Virgen bajo su capa dominicana.

Acompañado por otros religiosos, consiguió cruzar milagrosamente el gran río Dniéper que corta la ciudad y atravesar el campamento de los bárbaros mongoles sin ser detectado.

San Jacinto fundó varios conventos dominicos en Ucrania y en su Polonia natal, donde falleció el 15 de agosto de 1257, fiesta de la Asunción de la Virgen, en la ciudad de Cracovia.

El apostolado “post mortem” del gran santo polaco

Sin embargo, su influencia no se restringió a la época medieval.

El documento del obispo certificando el milagro

Tres siglos después, cuando los protestantes aparecieron para negar la Presencia Real de Jesucristo en la Eucaristía y se rebelaron furiosamente contra la devoción a la Santísima Virgen, el nombre y las imágenes del religioso, cuyo proceso de canonización aún estaba en marcha en Roma, se multiplicaron piadosa y asombrosamente en íconos, pinturas y esculturas.

Fue entonces que los Papas aprobaron de modo oficial su devoción. El 17 de abril de 1594 fue canonizado por Clemente VIII. El Papa Inocencio XI lo nombró patrono de Polonia.

Los devotos de san Jacinto resaltan que el obispo diocesano aprobó el milagro eucarístico arriba descrito el día 17 de abril de 2016, aniversario de la canonización del santo.

San Jacinto es representado con una gran estatua de la Virgen en una mano y un ostensorio eucarístico en la otra, atravesando milagrosamente el río y el campamento de los bárbaros.

En todo el mundo se le rinde culto por sus milagros y por el heroico ejemplo de arriesgar su vida para no permitir que la Eucaristía fuera objeto de sacrilegio o profanación por aquellos que no son dignos.

El Santuario de San Jacinto en la ciudad de Legnica, Polonia, en la actualidad. Multitud de fieles concurre a venerar el más reciente milagro eucarístico

 

Notas

1 . http://www.religionenlibertad.com/la-iglesiareconoce-el-milagro-de-una-hostia-sangranteen-polonia-49101.htm.

2 . http://www.catholicherald.co.uk/news/2016/04/ 19/bleeding-host-in-poland-has-hallmarks-of-aeucharistic-miracle.

¡No abuséis de la misericordia! Pedagogía católica: el deber de la corrección
Pedagogía católica: el deber de la corrección
¡No abuséis de la misericordia!



Tesoros de la Fe N°174 junio 2016


Pedagogía católica El deber de la corrección
Nº 174 - Junio de 2016 – Año XV ¡No abuséis de la misericordia! Milagro eucarístico de Legnica: para los médicos, la hostia es un tejido humano Pedagogía católica:el deber de la corrección Más curaciones obradas por Jesús Los mártires de Uganda San Carlos Lwanga y compañeros ¿Existe algún medio lícito para evitar la natalidad? “Si vis pacem, para bellum”



 Artículos relacionados
La fuerza y la belleza de una ruina ¡Normandía! Una de las más bellas y típicas regiones de Francia, con sus lindas cabañas de vigas simuladas, cubiertas de colmo (paja de trigo o centeno). Su población risueña y amable, como era la normanda santa Teresita del Niño Jesús, no parece reportar su origen a los terribles vikingos venidos del norte, especialmente de Noruega y de Dinamarca...

Leer artículo

La sabiduría de los monasterios Si reducimos los monasterios benedictinos a la condición de meras “empresas”, fueron las que más duraron en todos los siglos. Sus abades (“empresarios”, según la óptica de estos suizos) los hicieron grandes, influyentes y ricos. Fueron pioneros de un modelo económico de producción que enriqueció a todo un continente: Europa...

Leer artículo

Comida, convivencia humana y civilización Alimentarse: ¿es un acto banal? Para el hombre moderno, habituado a la banalidad, ciertamente. Pero, en sí, es una acción noble y rica en significados. Dios quiso colocar en el alimento la prueba de nuestros primeros padres...

Leer artículo

Café, bebida del pensamiento Al contrario de las cervecerías, dominadas por el ruido y a veces por disputas, los cafés se convirtieron en el punto de encuentro preferido de los intelectuales, apreciadores de la concentración mental que esa bebida les proporcionaba, además de quitarles el sueño...

Leer artículo

La Guardia Suiza en su 500º Aniversario Un pequeño ejército con grandes ideales Tomando con la mano izquierda el estandarte, mientras con la derecha hace ver tres dedos alzados en señal de su fe trinitaria; todo en el marco de una bella ceremonia religiosa y militar, delante de una nutrida delegación de autoridades eclesiásticas y civiles. Esto se viene repitiendo cada 6 de mayo desde hace 500 años...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino