Ambientes Costumbres Civilizaciones El portón del Palais de Justice

El Palais de Justice, se encuentra en la Île de la Cité (“Isla de la Ciudad”, de excepcional belleza, rodeada por las aguas del río Sena, es la cuna de París). En la Edad Media esta construcción sirvió como Palacio Real —hace parte del conjunto la famosa Sainte Chapelle, que san Luis IX mandó construir para albergar las reliquias de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo, que trajo de Constantinopla—. En el siglo XVI pasó a ser el Palacio del Parlamento (la corte suprema de justicia del reino). Actualmente es sede de la autoridad civil y judicial.

Armonía, fuerza, majestad y elegancia

Plinio Corrêa de Oliveira

EN LA BELLA FACHADA del Palais de Justice (Palacio de Justicia), en París, el estilo es casi todo medieval, aunque las ventanas y un frontis superior, en el último lance, recuerden más al Renacimiento: son desfiguramientos renacentistas.

Al frente está el portón, tal vez el más bonito que haya visto en mi vida. Es dorado y negro, coronado por las armas regias de Francia. Es muy posterior a la construcción del palacio y data del reinado de Luis XVI. Sería ciertamente mucho más bello si lo fuera de estilo gótico, pero asimismo es lindísimo.

Es una maravilla de armonía, de fuerza, de majestad real, de elegancia. No consigo imaginar un portón, en ese mismo estilo, que sea más bonito que este.

¿Por qué Dios permite las enfermedades? Palabras del Director Nº 202 - Octubre de 2018 – Año XVII
Palabras del Director Nº 202 - Octubre de 2018 – Año XVII
¿Por qué Dios permite las enfermedades?



Tesoros de la Fe N°202 octubre 2018


Hermana Lucía: “LA BATALLA FINAL...será acerca del matrimonio y la familia” Soplan vientos encontrados en Dublín
Octubre de 2018 – Año XVII Oración para alcanzar remedio en las actuales necesidades de la Iglesia La “ola celeste”: una ola celestial, una ola mariana Virgen Madre Aparecida: Reina y Patrona del Brasil San Remigio de Reims ¿Por qué Dios permite las enfermedades? El portón del Palais de Justice



 Artículos relacionados
Por qué la confesión es importante y ferozmente atacada No hace mucho tiempo, se me presentó cierto sabihondo, asegurándome que él conocía muchos casos de que reprochar al clero por la violación del sigilo. Yo le respondí que, aun cuando un sacerdote traicionara su sagrado ministerio, no por eso disminuiría en nada la santidad de este sacramento...

Leer artículo

Un pecado que desagrada a los mismos demonios Desgraciados… como ciegos y tontos, ofuscada la luz de su entendimiento, no reconocen la pestilencia y miseria en que se encuentran, pues no solo me es pestilente a mí, sino que ese pecado desagrada a los mismos demonios, a los que esos desgraciados han hecho sus señores...

Leer artículo

La edad preescolar De ordinario entre los 3 y los 5 años de edad no se ha despertado aún, al menos de un modo completo, el sentido moral. A mitad del camino entre la inconsciencia de la más tierna edad y el contacto racional con la vida, la principal ocupación es el juego...

Leer artículo

Retrato de san Francisco Marto Francisco no parecía hermano de Jacinta sino en la fisonomía del rostro y en la práctica de la virtud. No era tan caprichoso y vivo como ella. Al contrario, era de un natural pacífico y condescendiente...

Leer artículo

San Casimiro Nacido en 1458, Casimiro fue el segundo hijo de Casimiro III, rey de la Polonia y Gran Duque de Lituania, y de Isabel de Austria, hija del emperador Alberto...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino