La Palabra del Sacerdote ¿Cómo los lisiados o dementes dan gloria a Dios?

PREGUNTA

¿Por qué existen personas que nacen dementes o parapléjicas, y viven en total dependencia de otros?


RESPUESTA

Se trata aquí de los insondables designios de la Providencia, a los que el hombre no siempre consigue entender. ¿Cómo estas personas dan gloria a Dios? En lo que se refiere a los dementes de nacimiento, ellos dan gloria a Dios por el mero existir, por haber sido creados por Dios. Ellos reflejan de algún modo al Creador, pues todo hombre fue hecho a su imagen y semejanza. Si tal demente, además, fuese bautizado, será un heredero del Cielo, donde —después de la resurrección— completamente sano y en el esplendor de la “edad de Cristo”, irá a reinar junto con los ángeles y santos, contemplando a Dios por toda la eternidad.

San Lorenzo con los pobres, Fray Angélico, siglo XV — Capilla Niccolina del Vaticano

De otro lado, estas personas dementes ayudan a sus padres, parientes, conocidos, por su paciencia y conformidad, a amar más a Dios y no dejarse llevar demasiado por las ilusiones y atractivos de este mundo.

En el caso de los lisiados, además de lo ya dicho, dan gloria a Dios por todos sus actos de piedad, y sobre todo por la paciencia con que acepten la pesada cruz que deben cargar. Si es pesada su cruz, la gracia divina será también abundante, para que tengan fuerzas para cargarla y conquistar muchos méritos para el Cielo.

No debemos nunca olvidarnos que los pobres, los enfermos, en fin, aquellos que sufren, son predilectos de Dios. Si ellos no existiesen la Tierra sería menos completa, pues impediría que una serie de virtudes como la compasión, la caridad, la paciencia, etc., fuesen practicadas, no sólo por los enfermos y por todos los que sufren, sino también por todos aquellos que la Providencia divina pone en sus caminos.     



¿Qué dice la doctrina católica sobre la cremación de cadáveres? Texto bíblico confirma la existencia del Purgatorio
Texto bíblico confirma la existencia del Purgatorio
¿Qué dice la doctrina católica sobre la cremación de cadáveres?



Tesoros de la Fe N°41 mayo 2005


Habemus Papam
Gravedad del pecado, necesidad de la oración y misericordia divina Filial súplica al Papa ignoto Los Mandamientos de la Ley de Dios Los Diez Mandamientos San Félix de Cantalicio ¿Qué dice la doctrina católica sobre la cremación de cadáveres? ¿Cómo los lisiados o dementes dan gloria a Dios? Texto bíblico confirma la existencia del Purgatorio



 Artículos relacionados
¿Qué significa: “Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”? La pregunta se desdobla en: una sobre la legitimidad del poder pagano en sí y otra sobre la legitimidad de la dominación romana en particular, considerando que se trataba del pueblo de Israel, cuyo soberano era Dios...

Leer artículo

Negar la existencia de Dios es inexcusable Deseo saber por qué los católicos critican tanto el satanismo, el ateísmo y el agnosticismo. Soy agnóstico y quisiera que me expliquen esta cuestión. Por favor, respóndame...

Leer artículo

¿Se puede tener un conocimiento natural de Dios? Es a partir de los sentidos que el hombre llega al conocimiento del universo y de la multitud de seres existentes en él. Y a partir de ahí, personas de todos los pueblos y de todas las épocas reconocieron que este universo revela una armonía y una sapiencialidad que excede toda calificación y toda cuantificación. El siguiente paso es admitir la existencia de un ser supremo...

Leer artículo

¿Por qué Dios permite las catástrofes naturales? Como resultado de la educación llamada “científica” que comúnmente recibimos en las escuelas, fuimos formados en la concepción de que ciencia y fe son campos separados, que nada tienen que ver entre ellos. Nada más falso...

Leer artículo

¿En qué tiempo y lugar del mundo, el pueblo fue más cristiano y cercano a Dios? El Papa León XIII, en la encíclica Immortale Dei afirma: “Hubo un tiempo en que la filosofía del Evangelio gobernaba los Estados. En aquella época la eficacia propia de la sabiduría cristiana y su virtud divina habían penetrado en las leyes, en las instituciones, en la moral de los pueblos, infiltrándose en todas las clases y relaciones de la sociedad...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino