Ambientes Costumbres Civilizaciones El tulipán

Simboliza entre las flores una obra maestra de coherencia

PLINIO CORRÊA DE OLIVEIRA

El Tulipán es tan bonito que me pregunto si hay una flor más bella.

Florece de varios colores; existe inclusive el tulipán negro. En el color rojo bordó no aparenta nada de indefinido, como por ejemplo en la orquídea, cuyos colores varían mucho.

Mientras que la orquídea es una planta parásita, el tulipán evoca ideas de autosuficiencia. Es altanero, su punta parece un cáliz y su tallo, una lanza. Además de la belleza del colorido, tiene la belleza de la armonía. Hay una proporción entre altura y diámetro que hace del tulipán una obra maestra de coherencia entre sus partes.

Con relación a la rosa, ¿el tulipán sería una flor de segunda clase? —Bello como la rosa, no es; pero tampoco es de segunda clase. Es una flor linda, que constituiría por sí misma una maravilla del orden floral del universo de las cosas creadas por Dios. El tulipán está junto a la rosa, pero no se les debe comparar, porque tiene una forma de belleza en la cual es suprema. Es menos bello que la rosa, pero debemos considerar la graduación de las cosas y amar lo bello específico en sus debidos grados.

La orquídea evoca una enseñanza de modestia; ella se encuentra en una posición alta en la jerarquía de los valores, pero no es la primera. Prueba de que la jerarquía tiene razón de ser: no es un achatamiento del otro, sino un respeto recíproco. En ese sentido, se podría decir que la orquídea es una flor representativa del anti-igualitarismo.

Si la rosa es una flor que refleja el anti-igualitarismo para mostrar la belleza del grado supremo, la orquídea es una flor simbólica del anti-igualitarismo para mostrar lo bello de los grados intermedios, a los cuales el espíritu moderno tiene dificultad de comprenderlos debidamente.

 

* * *

 

Cuando supe que existían tulipanes negros, me pregunté cuál era la razón de su existencia. ¿Sería para cruces en los velorios? En cierta ocasión, pasando en automóvil por una calle de París, vi colocado en una vitrina un jarrón con tulipanes de varios colores, entre ellas, un tulipán negro. Entonces comprendí por qué Dios creó tulipanes negros. Fue para realzar la belleza de todos los otros.

De aquella “noche oscura” salía un tal contraste de los otros colores con el negro, que componía una de las notas más bonitas del jarrón. Componía una forma de fantasía racional —al estilo de las cosas francesas— como si fuese un teorema sobre los colores. Pero el automóvil pasó rápido, con la rapidez de los viejos taxis de Francia, es decir, en una rapidez lenta. Me regalé a los ojos con lo que veía en la vitrina y comprendí la razón de ser de una maravilla más de la creación divina.

Islam, control de la natalidad y paternidad responsable Palabras del Director Nº 177 - Septiembre de 2016 – Año XV
Palabras del Director Nº 177 - Septiembre de 2016 – Año XV
Islam, control de la natalidad y paternidad responsable



Tesoros de la Fe N°177 setiembre 2016


Las apariciones del Ángel de la paz Apremiante llamado a la seriedad
Nº 177 - Septiembre de 2016 – Año XV Ni reticencias ni mitigaciones Las apariciones del Ángel de la Paz apremiante llamado a la seriedad ¿Dónde nació la Santísima Virgen? La transfiguración de Jesucristo San Vicente María Strambi: Modelo de misionero Islam, control de la natalidad y paternidad responsable El tulipán



 Artículos relacionados
Tranquilidad del orden, excitación en el desorden Unas a otras se suceden armoniosamente las colinas,hasta el fondo lejano en que se pierde el horizonte. Una atmósfera llena de frescura y de claridad matinal inunda el cuadro y produce la impresión de que las laderas de los montes, la delicada hierba, el tenue follaje de los arbustos, destilan suavidad...

Leer artículo

Sociedad orgánica y urbanismo Cómo esta plaza, tan pintoresca y humana, tan distinguida pero en la cual conviven armónicamente las clases diversas, tan típicamente sacral por la irradiación que en ella ejerce la presencia del pequeño templo, diverge de ciertas inmensas plazas modernas…...

Leer artículo

La flor del guayacán No sé, si acaso hubiese guayacanes en Palestina, ¿no habría Nuestro Señor utilizado como argumento la flor del guayacán en vez de hablar del lirio del campo?, pues aquella es de un color amarillo-dorado impactante...

Leer artículo

¿Cómo atraer multitudes como ésta? Qué bueno sería si igual cantidad de personas se reuniera a propósito de la Religión, para un acto público de culto, un gran sermón. Y de ahí fluye naturalmente la gran cuestión: ¿qué medio moderno encontrar, qué técnica nueva usar, para atraer tan enormes conglomerados humanos? ¿Cómo atraer a una manifestación católica el mar de gente que figura en la fotografía de esta página?...

Leer artículo

Pintando el alma humana Una tendencia muy frecuente en los artistas cuya producción puede ser reputada como típicamente del “siglo XX” consiste en la deformación del hombre. Huyendo de copiar la realidad con las formas en que las ve habitualmente el ojo humano, la representan con alteraciones...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino