Palabras del Director Julio de 2019 – Año XVIII

Estimados amigos:

Segovia, una de las ciudades más antiguas de la península ibérica, conserva monumentos de la época romana así como de la España medieval y caballeresca. Su imponente catedral gótica construida en el siglo XVI, dedicada Nuestra Señora de la Asunción y a San Frutos —un eremita segoviano que vivió de 642 a 715 y es patrono de la ciudad— es conocida como “la Dama de las Catedrales” por “su belleza y elegancia, así como su fuerza visual y dimensiones”.

Entre los acontecimientos históricos que se gestaron al interior de sus murallas, podemos destacar la coronación de Isabel la Católica como reina de Castilla, acaecido en su plaza mayor el 13 de diciembre de 1474.

En la sección Esplendores de la Cristiandad el autor realza la belleza de Segovia, desplegada armoniosamente a lo largo de los siglos en función de un circulo virtuoso, en abierto contraste a lo que sucede con las megalópolis modernas.

*     *     *

En todos los procesos históricos, la aparición de nuevas posturas extremistas ha resultado siempre en que el centro se desplace cada vez más hacia tal extremo. Así, los moderados acaban adoptando una posición mucho más radical, aunque aparenten moderación. Es lo que parece estar sucediendo en los medios católicos en relación con el próximo Sínodo de la Amazonía, que tendrá lugar en Roma del 6 al 27 de octubre próximo.

Sobre el particular les recomendamos singularmente la estupenda entrevista que José Antonio Ureta, investigador de la Federación Pro Europa Cristiana, brindó a la periodista Almudena Martínez-Bordiú de InfoVaticana y que reproducimos en esta edición.

Como siempre les deseamos una agradable y provechosa lectura, tanto de estos como de los demás artículos que componen el presente número.

En Jesús y María,

El Director

Amor o instinto maternal Lucía describe la visión del infierno
Lucía describe la visión del infierno
Amor o instinto maternal



Tesoros de la Fe N°211 julio 2019


Segovia Belleza y fuerza que brotan de la fe
Amor o instinto maternal Julio de 2019 – Año XVIII Lucía describe la visión del infierno Segovia: belleza y fuerza que brotan de la fe Sínodo de la Amazonía “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia” – II ¿Cuál es la esencia de la Santa Misa? La Basílica de San Juan de Letrán y el Arco del Triunfo



 Artículos relacionados
El mar Vemos en esta ilustración un lindo espectáculo de la naturaleza, creado directamente por Dios: el litoral y el mar. Al fondo la enorme masa líquida que se mueve, y, al frente, la playa...

Leer artículo

El Escorial La fachada del Escorial presenta alguna semejanza con la fachada de Versalles: amplia, enorme, con motivos que se repiten. Pero en la fachada del Escorial hay una nota de simplicidad, de sobriedad y de serenidad que Versalles no tiene...

Leer artículo

Niños cibernéticos Todo bebe es un ser racional. Aún antes de nacer, en el seno materno, ahí tenemos un ser racional. Apenas que, como el botón de una rosa, su razón aún no se abrió, ni la racionalidad está actuante. Sin embargo, poco a poco, con el paso de los años, la flor de la razón se irá abriendo en busca de la luz intelectual, hasta que el niño pueda tener un conocimiento suficientemente claro de las cosas y, por lo tanto, sea responsable de sus actos...

Leer artículo

Un pecado que desagrada a los mismos demonios Desgraciados… como ciegos y tontos, ofuscada la luz de su entendimiento, no reconocen la pestilencia y miseria en que se encuentran, pues no solo me es pestilente a mí, sino que ese pecado desagrada a los mismos demonios, a los que esos desgraciados han hecho sus señores...

Leer artículo

Plinio Corrêa de Oliveira, cultivó desde su infancia, los más excelentes valores cristianos En estas líneas, intenté dar algunos trazos de cómo Plinio, desde niño, ya respiraba valores contra-revolucionarios. Con los años, él creció ultramontano— como eran llamados en el siglo XIX los católicos antiliberales y fieles al Papado—, monarquista, antimodernista, católico en todas sus manifestaciones. Con la lectura de autores como De Bonald, Donoso Cortés, Veuillot, y de numerosos santos como San Pío X, él explicitó y formuló de modo sistemático sus teorías, su Weltanschauung(visión del universo), aunque todas ellas ya existían en su alma en estado germinal. ¿Cómo esta germinación fue posible en una ciudad moderna, incrustada en el Nuevo Mundo? ¿Por una gracia especialísima de la Santísima Virgen? Ciertamente sí. Pero ello nos lleva a otras consideraciones: si Dios suscitó una personalidad como la del Dr. Plinio, ¿no será esto una primera gracia y un primer paso para un cambio radical en el rumbo de los acontecimientos? ¿No estará próxima la restauración de la civilización cristiana?...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino

×