Palabras del Director Nº 129 - Setiembre 2012 - Año XI

Estimados amigos:

Este año conmemoramos el 400º aniversario del hallazgo de la venerable imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, cuya fiesta central se celebra el día 8 de setiembre.

Tal circunstancia ha llevado, el último marzo, al Papa Benedicto XVI a visitar la isla que aún sufre el peso de los «errores de Rusia», es decir, el comunismo.

Muchos años antes, otro insigne prelado, San Antonio María Claret, llegó a Cuba para tomar posesión de la sede arzobispal primada de Santiago de Cuba. Devotísimo como era, corrió a los pies de su Madre en la villa del Cobre, para consagrar sus trabajos apostólicos a Nuestra Señora de la Caridad, «que es tenida en mucha devoción por los habitantes de la isla», como él mismo lo refiere en su autobiografía.

La obra de bien que el santo emprendió en Cuba fue monumental. Pero como «el demonio no podía mirar con indiferencia la multitud de almas que cada día se convertían al Señor», tuvo que enfrentar con valentía a los enemigos de la Iglesia en «aquella diócesis tan llena de malezas y espinas». Ello le valió una tenaz persecución y le dejó una gran cicatriz en la mejilla izquierda, a consecuencia de un atentado. No obstante, intercedió por su asesino y consiguió que se le conmutara la pena capital. Entonces, la Virgen se le manifestó indicándole que abandonase la isla; pero como el bienaventurado Pío IX le escribió en sentido contrario, él obedeció al Papa hasta que la reina Isabel II le llamó a Madrid.

La partida del santo ha sido interpretada como el inicio de las calamidades que han azotado a Cuba desde aquel tiempo. La mayor de todas: más de medio siglo de opresión comunista.

Con ese fondo de cuadro, les invito a leer el artículo de nuestro colaborador Valdis Grinsteins sobre esta advocación mariana, que sin duda será para todos motivo de aliento y esperanza.

En Jesús y María,

El Director
¿Es el ángel de la guarda menos inteligente que el demonio? Conversión de personas insignes
Conversión de personas insignes
¿Es el ángel de la guarda menos inteligente que el demonio?



Tesoros de la Fe N°129 setiembre 2012


Nuestra Señora de la Caridad del Cobre - Celestial Patrona de Cuba
Nº 129 - Setiembre 2012 - Año XI Conversión de personas insignes Acelerada marcha del nudismo El padre y la madre son los mejores maestros; el hogar es la mejor escuela Nuestra Señora de la Caridad del Cobre Del amor eterno de Dios hacia nosotros Santa Pulqueria Matrimonio con disparidad de culto ¿Es el ángel de la guarda menos inteligente que el demonio?



 Artículos relacionados
Consejos de la Santísima Virgen para formar a los jóvenes La figura incomparable de San Juan Bosco, padre y maestro de la juventud, nos sorprende a cada momento. Su peculiar técnica de enseñanza —conocida como el método preventivo— ha formado a generaciones enteras en los países donde la vasta obra salesiana se implantó. ¿Cuál era el secreto de Don...

Leer artículo

Llevas el nombre de Cristo, pero sería más justo si llevaras el nombre de Pilatos Queréis ser hijos de la luz, pero no queréis abandonar la filiación del mundo. Deberíais creer en la penitencia, pero creéis en la felicidad de los nuevos tiempos...

Leer artículo

El Dulce Nombre de María y el deber de velar por la gloria de Dios “ahora y siempre” 12 de setiembre: fiesta del Dulce Nombre de María. En aquella fecha, del año 1683, habiendo el rey Juan Sobieski al mando del ejército polaco vencido a los mahometanos que asediaban la ciudad de Viena y amenazaban a toda la Cristiandad, el bienaventurado Papa Inocencio XI extendió esta festividad a toda la Iglesia, como agradecimiento por la intercesión de la Madre de Dios...

Leer artículo

Marihuana: quemando el propio IQ En la era del “embrutecimiento programado”: El consumo de marihuana desploma el coeficiente intelectual (IQ) de los adolescentes. Fumar regularmente marihuana en la adolescencia provoca una disminución irreversible de las capacidades intelectuales, reveló un estudio publicado por la revista...

Leer artículo

¿Qué eres Dios mío? ¿Qué eres, pues, Dios mío? ¿Qué eres, vuelvo a preguntarte, sino el Señor Dios? Porque, ¿quién es Dios fuera del Señor, quién es Roca fuera de nuestro Dios?...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino