22 de febrero +Santoral
M.?Leonor de la Santísima Trinidad?OIC Religiosa concepcionista, natural de Chuquisaca. Fundadora del Monasterio de Concepcionistas Descalzas de San José (Lima, 1603) y su primera abadesa. “Era muy penitente, hacía mortificaciones públicas, ayunaba a pan y agua las nueve festividades de la Virgen y reverenciaba terníssimamente al ángel custodio de su guarda. La familiaridad con Dios en la oración era continua […]. Cuéntase desta esclarecida religiosa, que estuvo detenida en el Purgatorio seis meses, no por culpas suyas, sino por algunas ligeras omisiones de prelada”.
  Devociones marianas en el mundo

mar2010

La Bienaventurada Jacinta Marto (1910-2010)
Artículo de portada
La santidad de Jacinta, la admirable vidente de Fátima
Jacinta entra en la Historia a los siete años, precisamente a la edad que habitualmente se acostumbra señalar como la del comienzo de la vida consciente y de la razón. ¿En qué medida una criatura de esa edad es capaz de practicar la virtud? ¿Y de practicarla de modo heroico?...

Leer artículo

Especiales
Voz que atemoriza y consuela
Cuando el Divino Redentor le restituyó a Malco la oreja cortada por la fogosidad de San Pedro, Nuestro Señor ciertamente le quería hacer un bien temporal. Pero al curarle el oído, Él quiso sobre todo abrirle el oído del alma...

Leer artículo

Página Mariana
La santidad de Jacinta, la admirable vidente de Fátima
Jacinta entra en la Historia a los siete años, precisamente a la edad que habitualmente se acostumbra señalar como la del comienzo de la vida consciente y de la razón. ¿En qué medida una criatura de esa edad es capaz de practicar la virtud? ¿Y de practicarla de modo heroico?...

Leer artículo

Vidas de Santos
San Clemente Mª Hofbauer
Considerado el segundo fundador de los Padres Redentoristas, perseguido por el mal clero, se destacó por su amor ardiente por la Iglesia y el Papado y por su argucia en detectar errores contra la fe...

Leer artículo

La Palabra del Sacerdote
¿Qué son los pecados contra el Espíritu Santo? - II
Dios fue preparando los pueblos paganos para la aceptación del cristianismo. Ya Aristóteles clasificaba a los pecadores en ignorantes (los que pecan por ignorancia), incontinentes (los que pecan por pasión) e intemperantes (los que pecan por opción o por malicia)...

Leer artículo







Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino